Infinidat Blog

La recuperación de desastres ha muerto: Larga vida al Always On

Vivimos a gran velocidad. Tal como muestra un reciente estudio de Google, más de la mitad de usuarios abandonará un sitio web si tarda más de tres segundos en cargarse. Cualquier negocio que ofrezca sus servicios a sus clientes online sabe que, si la web se cae, los usuarios no van a esperar una hora y probar de nuevo, se irán a la competencia y conseguirán el producto o servicio que quieren inmediatamente.

Es este rápido ritmo del negocio el que está impulsando la revolución actual en la arquitectura tecnológica, donde los procesos semiautomáticos de recuperación de desastres (DR) que tardan horas en recuperarse de un desastre en el sitio, son inaceptables.

En cierto modo, este es el lado oscuro de la transformación digital: nos hemos vuelto tan dependientes de la tecnología que hace funcionar el negocio como los adolescentes de la batería del móvil. Al igual que un adolescente avispado usará una batería de reserva para evitar quedarse sin conexión en el móvil, los arquitectos de infraestructura diseñan ahora pensando en el fallo en el sitio, creando infraestructuras de datos Always On que respalden la necesidad del negocio de mantener operaciones ininterrumpidas.

La transición de la DR a la infraestructura de datos Always On no está exenta de problemas para muchas organizaciones.

Los principales retos van desde las complejidades tecnológicas y operativas, los elevados costes y los problemas de rendimiento, a contar con una solución Always On fiable e ininterrumpida.

Actualmente, muchas organizaciones tienen que lidiar con soluciones tradicionales que emplean funcionalidades Always On (también conocidas como pasarelas de alta disponibilidad) que complican la administración y aumentan el TCO. Es fundamental una solución que anime a las organizaciones a proteger más sin incurrir en gastos por proteger más aplicaciones y aprovechando una infraestructura de IP rentable que sirva para múltiples casos de uso.

La experiencia de usuario de los clientes es primordial en el entorno empresarial actual: al implementar una solución Always On, debe tenerse en cuenta cómo pueden simplificarse y configurarse los datos adecuadamente para reducir la latencia.

Las presiones que sufren los responsables del negocio actualmente para cumplir con el cambio tecnológico, las expectativas de los clientes cambiando continuamente y la cada vez mayor competencia de los disruptores digitales, no conocen precedente. Dirigir un negocio en estas aguas turbulentas puede ser difícil y costoso. Retener a los clientes y hacer crecer la base de clientes al mismo tiempo es esencial.

El TCO debe basarse en una estrategia Always On desde el primer momento, de lo contrario las empresas se enfrentarán a la posibilidad de verse atrapadas en un plan costoso e insostenible. Los datos ininterrumpidos ayudan a que crezca la reputación del negocio, pero es su capacidad para reaccionar rápidamente, adoptar nuevos productos y servicios que cumplan con las necesidades de una base de clientes en constante cambio, lo que realmente hará que crezca la compañía. Esto obligará a replantearse el modo en que las empresas abordan las funcionalidades Always On. Los días de la DR están contados. Los negocios Always On modernos y ágiles requieren un enfoque más inteligente para mantener a sus clientes felices.

Si quiere más detalles sobre cómo hacerlo, lea nuestro resumen de la solución Always On.

About Eran Brown

Eran Brown is the EMEA CTO at INFINIDAT.
Over the last 14 years, Eran has architected data center solutions for all layers — application, virtualization, networking and most of all, storage. His prior roles include Senior Product Management, systems engineering and consulting roles, working with companies in multiple verticals (financials, oil & gas, telecom, software, and web) and helping them plan, design and deploy scalable infrastructure to support their business applications.