Infinidat Blog

Las 5 prácticas recomendadas de Always On para acabar con los retos de su arquitectura tecnológica

Siguien do con nuestro blog de la semana pasada sobre cómo las funcionalidades de la tecnología Always On son totalmente necesarias para mantenerse por delante de la competencia, en este blog analizaremos cómo su empresa puede superar los retos tecnológicos al implementar una solución Always On.

 

 

Reto N.º 1: Eliminar las complejidades tecnológicas

Hoy día, la mayoría de los proveedores requieren de una solución puntual adicional y dedicada (pasarela de alta disponibilidad) con un conjunto diferentes de características, herramientas de gestión, requisitos de supervisión, etc. que añaden complejidad tanto a las operaciones como a los procesos de automatización. Mediante la implementación de una solución totalmente integrada que combine almacenamiento y funcionalidades Always On, esto se simplifica.

 

Reto N.º 2: Reducir los costes

Las pasarelas de alta disponibilidad son caras y a menudo su precio va ligado a la capacidad. Esto obliga a las organizaciones a minimizar el número de aplicaciones que se benefician del Always On, agravando un coste ya de por sí elevado para el negocio de las cabinas All Flash (AFA) que puede incluso empeorar. Un segundo coste viene a añadirse cuando la solución de alta disponibilidad requiere de Fibre Channel entre los sitios, repercutiendo en el presupuesto operativo. El mejor modo de resolver esto, es motivar a las organizaciones a proteger más sin incurrir en gastos por proteger más aplicaciones y aprovechando una infraestructura de IP rentable, que se comparte con múltiples casos de uso.

 

Reto N.º 3: Rendimiento consistente, en todas partes

Las operaciones síncronas entre dos sistemas operativos en dos sitios aumentan la latencia, con frecuencia doblándola o incluso más. Esto hace más difícil adoptar aplicaciones sensibles a la latencia, independientemente de lo críticas que sean. Para minimizar el impacto en el rendimiento, es importante reducir al menos un tercio la latencia en el lado remoto para permitir una mayor adopción y mejorar la experiencia del usuario.

Con las puestas en marcha a larga distancia, enviar una escritura a la cabina de almacenamiento local y otra a la remota resultará en hasta el doble de latencia, creando una experiencia de usuario inconsistente. Esto es a menudo resultado de una configuración errónea. Puede rectificarse fácilmente simplificando y automatizando la configuración para permitir que los hosts diferencien las rutas que deben usar todo el tiempo de las que deben usar solo en caso de fallo. 

 

Reto N.º 4: Funcionalidades variables

Las funcionalidades de soluciones que alegan ser Always On varían drásticamente. Algunas ofrecen una copia de sólo lectura en uno de los sitios y conmutación al respaldo automatizada, mientras que otras tienen penalizaciones de alto rendimiento cuando envían escrituras a la copia «secundaria». Esto complica comparar y poner en marcha estas soluciones. Sin embargo, al tratar ambas copias de igual modo, con una penalización del rendimiento mínima o inexistente entre ellas, los hosts pueden escribir en ambos lados (copias realmente activas) sin necesidad de ningún proceso de conmutación al respaldo.

 

Reto N.º 5: Fiabilidad

Como cualquier solución distribuida geográficamente, los clústeres Always On sufren el riesgo de un efecto de cerebro dividido y requieren de un modo para «desempatar» en caso de fallo de comunicación entre los dos sistemas.

Óptimamente, los negocios necesitan poner en marcha un testigo en un tercer dominio de fallo con gestión de redes redundante a cada sitio, para contar con la dotación suficiente en caso de que los dos sistemas no puedan comunicarse directamente. El que este testigo se ajuste al método de puesta en marcha preferido del cliente (en la nube o en sus instalaciones), es responsabilidad del proveedor.

 

Hacer frente a los retos sin comprometer nada

Cuando Gartner nombró a INFINIDAT como un líder en el cuadrante mágico de GPDA de 2018, una de las precauciones clave que plantearon fue la falta de un soporte de clúster de amplio alcance. Y estamos de acuerdo. 

El clúster Always On de InfiniBox se compone de dos cabinas InfiniBox en dos dominios de fallo independientes, y un testigo ubicado en un tercer dominio de fallo, con comunicaciones redundantes entre ellos. Al combinar la fiabilidad de siete nueves (99,99999%) de cada cabina InfiniBox con la gestión en clúster Always On, los clientes de INFINIDAT pueden beneficiarse de la garantía Always On. Esta garantía directa permite a las empresas diseñar su infraestructura para ejecutar Always On, con INIFINIDAT ofreciendo tanto la garantía como la solución efectiva (de su elección).

 

 

Si desea obtener más información, descargue el resumen de la solución Always On o lea más sobre nuestra garantía Always On.

Acerca de Eran Brown

Eran Brown is the EMEA CTO at INFINIDAT.
Over the last 14 years, Eran has architected data center solutions for all layers — application, virtualization, networking and most of all, storage. His prior roles include Senior Product Management, systems engineering and consulting roles, working with companies in multiple verticals (financials, oil & gas, telecom, software, and web) and helping them plan, design and deploy scalable infrastructure to support their business applications.