Media Mentions

Como resultado de la crisis generada por el COVID-19, la dependencia de la tecnología crece cada día: el número de teletrabajadores se dispara; la compra online satura los sistemas de los proveedores; el sector sanitario trabaja más allá de sus límites; y tenemos más de 10 millones de estudiantes esperando una solución para no perder el curso.

Los ataques de ransomware se han convertido en un hecho cotidiano, y la pandemia no ha contribuido a atenuar esta lacra. Sirva como ejemplo NetWalker, un ransomware cuyo objetivo principal son los hospitales. Para Infinidat, rendimiento, costes, resiliencia y elasticidad, son los factores clave para garantizar una rápida recuperación de los datos.